Las oficinas de patentes de la mayoría de países europeos firmaron un tratado para unificar trámites, en virtud del cual una invención que se desee proteger en múltiples países europeos, en vez de realizar todos los trámites para su concesión separadamente en cada uno de dichos países éstos pueden unificarse solicitando una patente europea, tramitando su solicitud en inglés, francés o alemán, en la Oficina Europea de Patentes (EPO), que se encargará de analizar, examinar y determinar si la solicitud reúne los requisitos de novedad y actividad inventiva necesarios para su concesión.

Tras la concesión de la patente por parte de la EPO, se requiere obtener la validación en cada una de las oficinas de patentes nacionales de aquellos países europeos, firmantes del convenio de la EPO, en los que se quiera solicitar la protección definitiva, que aceptarán las conclusiones de la EPO, y deberá realizarse un pago anual de tasas en cada uno de dichos países.

En algunos países, como España e Italia, se requiere además la presentación de una traducción al idioma nacional para obtener dicha protección definitiva.

………………………………….

Consulte los países integrados en la EPO en el gráfico adjunto,
o visitando la web de la EPO

………………………………….

mapa-paisos-ep